¿Qué es el talento? ¿Por qué no implica Alta Capacidad?
¿Qué es el talento? ¿Por qué no implica Alta Capacidad?

En España existe un gran debate y confusión acerca del término “talento”. Hay profesionales que consideran que destacar en una área implica presentar el diagnóstico de altas capacidades intelectuales. Es importante no confundir los términos, así como no quedarse en una pura etiqueta.

¿Qué son los talentos?

En SeiLá entendemos que los talentos son aquellas habilidades en las que uno, no solo destaca sino que sobresale. Si bien es necesario tener un nivel de inteligencia dentro los límites de la normalidad (CI 85-120) no es imprescindible presentar una inteligencia superior para destacar en una área en concreto. Para entenderlo mejor, Messi, posee un talento en el fútbol pero seguramente no es superdotado.  Isabel Coixet posee una aptitud increíble por el cinema y la dramaturgia, pero no necesariamente debe ser superdotada.

Conocer y aceptar quienes somos

Es importante conocer las cualidades de cada uno, así como las de nuestros hijos, establecer y valorar las fortalezas y debilidades, pero sin caer en la necesidad de tener que estar en el extremo superior en todo.

En la actualidad existe una tendencia creciente de querer presentar altas capacidades intelectuales. Por un lado, hemos llegado a un punto en que la detección puede ser más rápida y no tan extraña, en comparación con décadas anteriores. Pero por otro lado, surge la duda acerca el “por qué” los familiares e individuos quieren recibir cada vez más, la etiqueta de superdotados. ¿Por qué no dejamos esta etiqueta para aquellos que realmente la poseen y que seguramente la necesitarán?

De esta forma, evitaremos confusiones entre profesionales, educadores, padres y docentes. Se podrán aplicar las medidas curriculares y pedagógicas necesarias para cada alumno; aquellos con Alta Capacidad y aquellos con talentos. Personalizando la intervención y sin ponerlos a todos dentro de la misma categoría.

Acompañar y propiciar su desarrollo

Por otro lado, en relación a los talentos, es necesario destacarlos y nutrirlos, sin dejar de lado las otras dimensiones de la persona, que se encuentran dentro de un desarrollo habitual. Si pedimos a los niños y jóvenes con talentos que sobresalgan en todas las áreas, estaremos pidiendo lo imposible; caerán en la desmotivación y su autoestima se verá afectada. En cambio, si valoramos ese talento, propiciando su desarrollo, dando oportunidades para la práctica de la aptitud, estaremos contribuyendo a su bienestar académico, emocional y social.

La distinción necesaria entre Alta Capacidad y talento

Es importante distinguir muy bien los talentos de las altas capacidades, poseer el primero no significa presentar el segundo. De esta forma, profesionales, familiares y los propios niños o jóvenes, podrán conocerse mejor y caminar hacia su bienestar. En ambos casos es preciso identificar y acompañar.

En cuanto a los padres, el correcto entendimiento y conocimiento de las características de sus hijos les ayudará a encontrar la forma de acercarse, ayudarlos y comprenderlos. Por tanto, es necesario que la comunidad psicoeducativa encuentre la forma de distinguir los términos talento y alta capacidad sin entrelazarlos en extremo, para así evitar confusiones y propiciar las correctas medidas o intervenciones para ambos grupos.

 

*Existen opiniones dispares acerca de esta temática entre los profesionales. Todas las teorías pueden confluir para llegar a un equilibrio y por tanto, si aquí decimos que los talentos no implican alta capacidad no significa necesariamente que no se deban detectar y tratar. Por ello, será necesario un adecuado conocimiento de la persona en todas sus dimensiones. Podéis consultar nuestras áreas de intervención si queréis saber cómo os podemos ayudar.