Claves para empezar bien el curso
Claves para empezar bien el curso

Muchos niños, niñas y adolescentes empiezan hoy el colegio. Nervios, emoción, nostalgia por haberse acabado el verano… En definitiva, un nuevo inicio y una nueva oportunidad para crecer.

En SeiLá llevamos unas semanas preparando el curso con nuestros alumnos. Creemos que es importante estar preparados, anticiparse e iniciar el curso con ganas y objetivos. Por eso, aquí os dejamos unas reflexiones para empezar con una actitud positiva.

Alumnos nuevos. Escuela nueva:

Las primeras semanas son de adaptación. Es natural sentirse nervioso e inseguro y cuestionarse si es vuestro lugar o no; especialmente si empezáis en una escuela nueva o cambiáis de etapa educativa. Paciencia y tiempo; pero también ganas: de conocer a gente nueva y de aprender de otra forma. Los cambios son positivos si así quieres que sean. No tengáis miedo a ser quienes sois, porque justo eso es lo que os hará especiales. Disfrutad del miedo a lo desconocido, vividlo y superarlo.

Nuevo curso. Mismo sitio:

Aquellos que no cambiáis de colegio, tenéis un papel muy importante. Hacer que el proceso de adaptación de los nuevos sea más ameno. Aunque ya tengáis vuestros amigos, ¿por qué no os abrís a conocer a personas desconocidas? Seguro que descubrís personas increíbles. Enseñarles cómo funciona todo, hacerles un tour por el colegio, presentarles a vuestros amigos… El inicio de curso es una oportunidad nueva para todos.

Claves para empezar bien el curso:
  • Estar motivado y positivo: Cuando reímos podemos activar hasta 400 músculos de la cara, cuerpo y estómago, esto incrementa nuestro bienestar físico y emocional. Además, la motivación ayuda a hacer realidad los objetivos y a conseguir lo que uno se propone.
  • Evitar juzgar: Quizás te han hablado negativamente de algunos profesores que tendrás este año. No importa. Dales una oportunidad y ellos te la darán a ti.
  • Organizarse bien desde el primer instante: Sé responsable, aprende a saber cómo y cuando tienes que realizar cada tarea o actividad. Pregunta dudas y estate atento en clase, así evitaras encontrarte perdido más adelante.
  • Anticiparse: Comparte tus dudas, preocupaciones y experiencias con amigos y familia. Pide ayuda si la necesitas. No tengas vergüenza a acudir a profesionales de la psicología y la educación, estamos aquí para contribuir a que encuentres herramientas para que tu vida sea más feliz. No esperes a que la tormenta se lo lleve todo por delante.

Pásatelo bien, aprende mucho y absórbelo todo. Ten paciencia, las cosas no salen a la primera. Así que frústrate, crece y supérate. ¡Buen viaje!